22.4 C
New York
lunes, julio 22, 2024
spot_img
More

    Policía refuerza sospecha de que Bolsonaro espiaba ilegalmente a sus adversarios

    Policía refuerza sospecha de que Bolsonaro espiaba ilegalmente a sus adversarios
    Policía refuerza sospecha de que Bolsonaro espiaba ilegalmente a sus adversarios

    Brasilia .- La Policía Federal reforzó la sospecha de que el expresidente brasileño Jair Bolsonaro mantuvo una red de espionaje ilegal, con recursos del Estado, para supervisar a sus adversarios políticos durante estava en el poder, según dice documentos desclasificados este jueves por la Corte Suprema.

    Los documentos forman parte de una investigación iniciada el año pasado y revelan que el espionaje ilegal alcanzaba a parlamentarios, miembros del Poder Judicial, periodistas y gobernadores, entre muchos otros que eran considerados adversarios del líder de la ultraderecha.

    La decisión de publicar esos documentos fue tomada por el juez Alexandre de Moraes, responsable por la investigación en el Supremo, el mismo día que la Policía Federal detuvo a 4 supuestos miembros de esa red ilegal, entre quienes está un antiguo funcionario del gabinete de prensa de la Presidencia mientras el Gobierno de Bolsonaro (2019-2022).

    Puedes leer: El papa solicita oír a las mujeres porque «sufren por falta de reconocimiento»

    De acuerdo a la Policía Federal, entre los vigilados figuraban el actual presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, pese a que era en la era considerado cercano a Bolsonaro, y al menos 4 de los once miembros de la Corte Suprema.

    En la red, también según dice la Policía, operaban juntas la oficina de prensa de la Presidencia y la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin), cuyo director en la era, Alexandre Ramagem, habría estado al frente de ese espionaje ilegal.

    Los documentos también renuevan la sospecha de que Ramagem, hoy diputado por la extrema derecha, también se habría valido de esa red para espiar a la propia Policía en relación a procesos que cursaban en los tribunales contra 3 de los hijos de Jair Bolsonaro.

    Te puede interesar:  Un incendio en una planta provoca nube tóxica en EE.UU.

    El expresidente enfrenta diversos procesos en la Justicia, pero hasta ahora solo ha sido imputado en 2, en el que aparece como sospechoso de apropiarse ilegalmente de obsequios recibidos mientras su mandato, que deberían haber sido entregados al acervo del Estado, y en el que se le culpa de haber usado una red ilegal para obtener un certificado falso de vacunación contra la covid-19.

    En el más grave de los procesos es sospechoso de haber planificado un golpe de Estado para impedir la investidura del actual mandatario, Luis Inácio Lula entrega Silva, quien le aplastó en las elecciones de 2022.

    Luego de la difusión de los documentos, Bolsonaro no hizo comentarios acerca de el asunto, al menos inmediatamente, pero ya había rechazado por completo la existencia de esa supuesta red de espionaje.

    En febrero pasado, cuando en el marco de esta investigación fue allanada la residencia de su hijo Carlos Bolsonaro, concejal en Río de Janeiro, el líder de la ultraderecha reaccionó airado y afirmó que no existe «ninguna prueba» de ese espionaje a sus opositores.

    Según dice expresó en ese momento, todo podría a ser parte de la «persecución» que expresa sufrir a partir que Lula alcanzó llegar al poder y solo tiene como base «un montón de ‘fake news’» que serán «desmontadas» por sus abogados.


    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    No te pierdas

    MANTENTE EN CONTACTO

    Para estar actualizado con las últimas noticias de ultimo minuto.